¿Mayo? ¡Ya os podéis poner las pilas!

 

Alguna vez habíamos hablado que nos gustaría casarnos en mayo. Es más, nos habíamos aventurado incluso a augurar el año. “Será en 2017”, decíamos ignorando lo rápido que llegaría esa fecha.

Pues bien, uno de mis pensamientos durante el vuelo Nueva York-Madrid fue obviamente, cuánto nos quedaba por organizar y qué fecha elegiríamos para celebrar nuestra boda. Al trasladarle mis inquietudes a mi prometido, su respuesta fue muy simple: “Podemos intentarlo en mayo. Total, lo único que tenemos que preparar son los trajes de novios, el lugar de celebración y la luna de miel”.  Una de las cosas que me enamoró de él fue su optimismo.

En realidad, sabía que alguna cosa más había que preparar, pero mis ganas por cumplir con nuestra fecha deseada, me hicieron creerme a mi misma que él tenía razón. Al fin y al cabo queríamos una boda pequeñita, en la que la gente se lo pase en grande y poco más. No, no hace falta tanto, ¡a mayo llegábamos de sobra!

Continue reading “¿Mayo? ¡Ya os podéis poner las pilas!”

Anuncios

¿Quieres casarte conmigo?

Pues al final lo publiqué. Fue más bien sin querer, pero lo publiqué y vista la alegría que os ha dado a los que lo habéis leído, me habéis incitado a seguir escribiendo así que… ¡allá voy!
No voy a contar nuestra historia de amor. De eso ya se encargó uno de mis mejores amigos el día de la boda y yo sería incapaz de contar un cuento más bonito. Si acaso, cuando consiga su discurso, lo publico (chiqui, desde aquí hago un llamamiento para que me lo pases de una vez! :P).
Lo que me apetece contaros es el paso de un noviazgo a un compromiso y de éste, a un matrimonio y para eso voy a empezar por el principio…
Todo empezó mas o menos un año antes del 13M. Creo que fue un jueves de mayo por la noche, cuando mi chico, que llevaba ya tiempo viendo vuelos para ir a Nueva York, encontró unos que estaban muy bien de precio. Era una ilusión que teníamos en común prácticamente desde que empezamos a salir. Viajar y conocer mundo es algo que nos apasiona y Nueva York era una espinita pendiente que teníamos desde hacía tiempo.

Continue reading “¿Quieres casarte conmigo?”